LIQUIDACIÓN DEL BLI - AVISO OFICIAL ABRIL 2.006

AVISO OFICIAL FULL VIEW


“...permitiéndole a FOGADE recuperar una cantidad importante de dólares, 9 obras de arte....”


Así describe FOGADE su exitosa gestión frente al BANCO LATINO INTERNACIONAL.


FOGADE perdió todos los juicios que innecesariamente inició contra los administradores privados de la institución. Todos ellos, basados en un conjunto de vagas e infundadas acusaciones, que el Gobierno de Rafael Caldera promovió ante los tribunales del Estado de Florida en 1.995, a través de la Junta Directiva Presidida por Gustavo Roosen. (Ver declaración jurada del abogado Alcides Avila)


El BLI fue sancionado por dichos tribunales, bajo el procedimiento denominado “RULE 11” por iniciar y mantener una acción judicial frívola, sin base fáctica ni legal.

Para poder llegar a esta liquidación, hubo de llegar a una transacción extrajudicial con los administradores privados del BLI, quienes promovieron una acción de MALICIOUS PROSECUTION (Persecución Maliciosa).


Las recuperaciones de las importantes cantidades de dólares a que se refiere este aviso de prensa, provienen única y exclusivamente, de la calidad de los activos que dejaron en el BLI, las administraciones presididas por Pedro R. Tinoco h, Freddy Müller, Antonio Ugueto y Gustavo Gómez López.


La sentencia del Juez norteamericano Jay Cristol de fecha 2 de Mayo de 1.994 (Case: Nº 94-10202 BKC-AJC), que denegó una transacción en la que se pretendió vender los activos del BLI a otro banco venezolano en forma desordenada, prejuiciada y desventajosa para los depositantes, describió la gestión de FOGADE al frente del BLI con estas palabras:


“...After careful consideration of the performance of the Debtor in Possession and the administration of this estate (BLI), the Court concludes that the Debtor in Possession is inept and not sufficiently skilful or reliable to operate the Debtor in Possession...” (Ver estracto de la sentencia en esta sección)


El Juez designó a un “trustee” o fiduciario, que fue en realidad quien desarrolló una sana y desprejuiciada administración. El banco bajo la dirección del fiduciario y basado exclusivamente en sus propios activos, cumplió al 100% con todas sus obligaciones y además, dejó una jugosa cantidad a favor del accionista FOGADE,tal como lo expresa el aviso oficial.